martes, 12 de abril de 2016

D. Mario

Hace unos días hablaba con unos amigos sobre lo poco adecuado que me parecía la presencia de un tipo como Mario Conde como tertuliano invitado en un programa de televisión. 
Sin obviar la libertad de expresión, argumentaba que un tipo de esta calaña no tiene cabida en ningún medio de comunicación, a no ser que sea para manifestar su arrepentimiento; y menos para dar lecciones, tal y como se permitía el lujo de hacer. 
Creo que cuando algo así sucede, es que nuestro nivel ético y moral está por los suelos, así que, efectivamente, debe estar por los suelos.

Alguno de mis colegas comentaba que ya había pagado por lo que había hecho y que este es un país libre. Ya. Por lo que veo también es un país ciego. Y demasiado facha, para mi gusto.

Además, el muy sinvergüenza, tal y como ya hicieron otros “artistas” como Ruiz Mateos o Jesús Gil, siempre defendió que su encarcelamiento se debía a un complot, que era un “cabeza de turco”.


Menudo cabronazo.

lunes, 11 de abril de 2016

Entendámoslo

Si te comportas vulgarmente, te tratarán vulgarmente.
Si mientes, te mentirán.
Si gritas, te gritarán.
Si no eres auténtico, nadie será auténtico contigo.
Si sonríes, te sonreirán.
Si eres amable, los demás serán amables contigo.
Si eres respetuoso, los demás serán respetuosos contigo.


Entendámoslo.

jueves, 7 de abril de 2016

sábado, 2 de abril de 2016

miércoles, 30 de marzo de 2016

lunes, 21 de marzo de 2016

Quien sabe mucho

“Quien sabe mucho, escucha; quien sabe poco, habla. 
Quien sabe mucho, pregunta; quien sabe poco, sentencia

Santiago Álvarez de Mon

viernes, 11 de marzo de 2016

Cochecitos

Asco de gente esos que van avasallando con el vehículo; aquellos que aparcan en doble fila e interrumpen el tráfico, te hacen esperar y hacen que el vehículo bloqueado tenga que pitar para que retiren el coche; aquellos que van a 100 donde debe ir a 50; aquellos que no respetan a los que montan en bici; aquellos que no respetan los pasos de peatones.

El tema de la doble fila es especialmente censurable:

El tipejo/a en cuestión, no se molesta en buscar sitio y aparca dónde le sale del nabo/naba. Casi siempre bloquea un carril y ralentiza el tráfico aún más.
Luego, hace esperar al tipo del vehículo bloqueado el tiempo que él no quiso perder buscando sitio. 
En algunos casos, los pitidos afectan a toda una vecindad sin importar la hora. Y para colmo, el muy hijoputa aparca en el sitio que deja libre el vehículo que antes bloqueaba.

Menudos cabronazos.